Savia Prana | La digestión de la carne
carne, asado, dieta, vegetarianismo, salud,alimentación, veganismo, proteínas
775
post-template-default,single,single-post,postid-775,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

La digestión de la carne

La digestión de la carne

1 El ácido Clorhídrico del estómago del carnívoro es 20 veces más concentrado que el de los herbívoros. Por lo que permite a los carnívoros destruir los grandes trozos de carne que tragan.

2 Los herbívoros poseen en su mandíbula un movimiento lateral (diducción) que les permite moler el alimento en sus molares.
Este movimiento no lo poseen los animales carnívoros.

3 La saliva de los herbívoros tienen gran cantidad de ptialina (enzima que degrada hidratos de carbono) ideal para comenzar la digestión oral de las féculas de los alimentos vegetales, en cambio, los carnívoros no tiene ptialina en su saliva porque no deben comer féculas (hidrato de carbono).

4 Los herbívoros tiene molares y no colmillos, en cambio, los carnívoros tienen colmillos para desgarrar la carne, y molares modificados que sirven para cortar los pedazos de carne y tragárselos enteros.

5 la carne es tan sólo un pedazo de cadáver, que se pudre debido a las bacterias y al oxigeno que existe dentro del intestino y crea sustancias tóxicas rápidamente, por ende, la carne debe ser eliminada lo ante posible.

6Los herbívoros tiene un tubo digestivo que mide 12 veces la longitud del cuerpo, en cambio los carnívoros tienen una longitud de 3 veces la longitud del cuerpo, para eliminar lo más rápido posible ese alimento tan tóxico cuando se descompone.

7 La ingesta de carne en herbívoros, obliga al estómago a incrementar la cantidad de ácido clorhídrico en el estómago.
Esta hiperclorhidria no permite que el alimento pase del estómago al duodeno (donde se le añade al bolo alimentario jugos digestivos pancreáticos y biliares) y cuando no pasa el estomago comienza a realizar fuertes contracciones, causando dolores cólicos (Pawlow) y con el tiempo el estómago se dilata (gastrectasia) trayendo la acumulación del alimento con fermentaciones anormales, rápida putrefacción y alteración de la mucosa gástrica que puede llevar a la úlcera gástrica.

8 Para el buen funcionamiento del intestino grueso, requiere que el alimenta degradado tenga un pH ligeramente ácido.
En la alimentación carnívora por la fermentación bacteriana se liberan gran cantidad de amoniaco y bases diversas (las cuales alcalinizan el medio), en cambio la fermentación de los alimentos vegetales libera varios ácidos: carbónico, acético, láctico, butírico, etc.

9 Una vez el alimento absorbido en intestino delgado, pasa a la sangre y luego al hígado donde se detoxifica, pero como la carne está muy cargado de toxinas (ej.: purinas, ptomainas, cadaverinas, etc), el hígado no puede limpiarla completamente y el ácido úrico (de la degradación de los ác. Nucleicos) de la dieta pasa a la sangre, lo que produce acidosis, fomentando problemas articulares (gota), además de excitar el corazón, las venas y arterias produciendo arterioesclerosis (Serrallach) y el sistema nervioso.

10 Las personas que comen carne en forma moderada (3 v/sem.) hacen que sus riñones trabajen (filtración) 3 veces más.
Con el tiempo y con el sobreesfuerzo su función de deteriora significativamente, llevando en casos extremos a insuficiencia renal.

11 Normalmente por el trabajo muscular y su reparación se eliminan por metabolismo normal cantidades significativas de productos de desecho 10 como urea, ácido láctico, creatinina entre otras, las cuales deben ser eliminadas por filtración glomerular y secreción tubular hacia la orina.
Cuando la persona come carne necesariamente debe eliminar sus propios productos de desecho de sus músculos más los de la carne ingerida. Llevando a un trabajo excesivo en la función de los riñones.

12 Las grasas animales llevan a una disminución de los niveles de linfocitos B y T, generando una inmunosupresión. (Baja las defensas), predisponiendo a padecer de más enfermedades infecciosas de difícil manejo clínico.

13 la dieta rica en fósforo, como es la cárnica, evita que se absorba las cantidades necesarias de calcio hacia la sangre, lo cual impide que existan un equilibrio en las concentraciones de calcio, fósforo y magnesio en sangre.
Esto hace que no se estabilicen correctamente las membranas celulares, llevando como consecuencia a nivel nervioso: a la depresión, nerviosismo, estrés, fatiga; a nivel cardíaco: irregularidad en la regulación del latido cardíaco y de la presión arterial. A nivel óseo: mayor probabilidad de alteraciones de la mineralización como osteoporosis, etc.

14 La dieta rica en proteínas lleva a acidificar la orina, lo que conlleva a que se reabsorba el calcio hacia la orina, por los túmulos de la nefrona. El calcio necesario para el adecuado funcionamiento de muchos procesos químicos dentro de la célula y fuera de ésta.

15 Por el gran dolor del sacrificio que genera el degollamiento del animal, se libera gran cantidad de ADRENALINA, neurotransmisor que en personas sanas provoca entre muchas cosas: hipertensión arterial, aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria, libera glucosa del hígado (diabetes), aumento de la secreción de ácido clorhídrico (gastritis), excita sistema
nervioso central por lo cual la persona se siente más nerviosa, intranquila, con insomnio, más proclive al estrés, etc.

Extraído del libro “¿Por qué no comer carne? una mirada científica

Dr. Rodrigo González Gaete

Médico cirujano (radheshyamadasa)

No Comments

Post A Comment